lunes, 23 de julio de 2012

Crítica 7ª temporada de "Bones"



Unos cuántos días de ausencia. Todos necesitamos desconectar después de tanta presión, pero “de vuelta a la realidad”, os hablaré de una gran serie que lleva bastante tiempo en antena. ¿Quién no ha querido investigar los huesos? Ella lo dejó claro una vez... “Las personas son insconsistentes excepto por los huesos”.

Reconozco que la última temporada me dejó algo fría, teniendo en cuenta que los hechos se desarrollaron demasiado deprisa, pero entiendo que no tuvieron más remedio que arreglarlo así. Es difícil ocultar el embarazo de una actriz, mucho menos si se trata de la protagonista, y además me llevé un segundo disgusto cuando supe que esta temporada solo constaría de trece capítulos como máximo.

Aún así, debo decir que la temporada me ha gustado. Hemos visto una faceta de Brennan que muchos jamás hubiéramos imaginado en ella, pero sobre todo hemos visto realizado nuestro mayor sueño que es ver cómo está pareja comienza a ser una “PAREJA” con todas las letras. Sin dejar de lado a los demás personajes, esta temporada se ha centrado mucho en Brennan/Booth y en todos los obstáculos que han tenido que sortear para llegar donde están ahora.



Muchos podrá decir que han perdido el toque. Admito que de sus temporadas, la tercera y la cuarta fueron para mí las mejores, pero no puedes quedarte estancado en un momento, por muy bueno que sea. Tienes que seguir adelante porque si inmovilizas una trama entonces perderás a gran parte de la audiencia.

La séptima temporada de “Bones” nos ha dejado con momentos graciosos, con intrigas, con algunas escenas de drama, compañerismo e incluso tristeza. En el fondo, que sean capaces de juntar tantas emociones, en una sola serie hace que la gente desconecte durante un momento. Es cierto que “Bones” ha pasado de ser una serie centrada en casos, a centrarse también mucho en sus personajes, tanto principales como secundarios. ¿Le quita un aliciente a la serie? No, porque cada caso es único, cada vez sorprende más la manera de resolver los cosas, y porque jamás se deja de lado el caso completamente.

En cuanto a los personajes, creo que iré hablando de ellos poco a poco, para contaros la sensación que me ha dejado cada uno. Nombraré a los más relevantes, pero sin duda, no mencionaré a todos los ayudantes que Brennan tiene porque entonces es posible que no acabase jamás.



Temperance Brennan “Bones” (Emily Deschanel): Todos sabemos lo que ha sufrido, la pérdida de su familia, y la inseguridad que puede llegar a crearle las relaciones interpersonales, pero en esta temporada hemos visto que ella poco a poco va evolucionando con la ayuda de Booth. Después de quedarse embarazada de Booth en una noche “complicada” para ambos, encontramos que los dos están intentando crear una vida juntas, para poder criar juntos a la pequeña que esperan.

Al principio, Brennan es muy independiente respecto al tema del bebé, pero pronto entenderá que Booth también debe entrar dentro de sus planes, y poco a poco se irá formando esa relación que ella acabará valorando. Ella misma dijo una vez que “le resultaría duro ser madre”, pero vemos que “Bones” ha conseguido sobreponerse e incluso puede actuar como una leona cuando se trata de su hija.

Acusada por un crimen que no ha cometido, se ve forzada a escapar con la pequeña, dejando a Booth atrás para no ser detenida bajo la protección de su padre. Brennan se ha arriesgado muchas veces, la más clara cuando se auto inculpó para sacar a su padre de la cárcel, pero en esta ocasión su contrincante es tan inteligente como ella e intentará desbancarla.



Seeley Booth (David Boreanaz): Este agente de policía es la sensibilidad en estado puro. Con esto no queremos decir que se tire todo el día llorando, pero es cierto que se deja guiar por sus emociones, más que por sus razonamientos. Al menos en lo que se refiere a la familia, los amigos e incluso el amor. Quizá por ello, Breannan y él hagan tan buena pareja. Donde una aporta la razón, él otro consigue aportar las emociones necesarias.

La futura paternidad le ha alcanzado en un momento crítico, en ese punto de la vida donde no sabes qué haces o que quieres hacer, pero Booth quiere hacer las cosas bien. Sabe lo que es tener un hijo fuera del matrimonio y quiere que las cosas con Brennan y con el bebé salgan a las perfección. Al principio es cierto que Brennan no es capaz de incluirle enteramente en el proceso del embarazo, pero él deja patente lo que siente haciéndola entender.

Hay dos grandes momentos dentro de la temporada que creo que son un antes y un después para Booth. La muerte de su padre, ese estigma que el cargaba, el hecho de no querer ser como él con sus hijos, fallece para revelarle que realmente su padre siempre les quiso y que jamás olvidó los momentos que había pasado con ellos y sobre todo con él. Creo que ha sido uno de los momentos más emotivos de Booth, pero fue más significativo que Brennan le ayudara en ese trance, porque les une aún más como pareja.

El segundo momento, es la culpabilidad de Brennan, y posterior fuga. Es difícil cuando formas una familia, sabes que las cosas te van bien y entonces un asesino incrimina a tu mujer para intentar meterla en la cárcel. ¿Y pensabas que eso era lo peor? Bautiza a tu hija, déjala en brazos de la mujer que amas y descubre que ella se ha marchado con la pequeña dejándote atrás porque no ha tenido más remedio. Booth lo entenderá al principio, pero sé que cuando vuelva estará más que cabreado, y tenderá a cambiar su actitud.



Ángela Montenegro (Michaela Conlin): La mejor amiga de “Huesos”. Este personaje es la chispa que Brennan necesita para entender en muchas ocasiones a la personas. Sin ella, es posible que no hubiera llegado tan lejos, pero Ángela no es simplemente la “amiga de” sino que se ha convertido en un personaje muy importante.

Madre primeriza simpatiza y ofrece sus ideas a Brennan, pero también nos deleita con verdaderas escenas cómicas y graciosas. Aún recuerdo ese pequeño parquecito infantil que intentó montar sin éxito. ¿Quieres una amiga leal? En ella la puedes encontrar sin pensártelo dos veces. Cuando su mejor amiga es acusada por un asesinato que no ha cometido es la primera en sugerir ocultar las pruebas que la incriminan dejando patente el lado en el que está.



Jack Hodgins (T.J. Thyne): Ese loco de los bichos, la tierra y todos los experimentos que puedan ser realizados en un laboratorio. Fue mi personaje preferido desde la primera temporada y aún sigue manteniendo ese puesto porque se lo ha ganado con creces. Es increíble la imaginación que tiene, los experimentos que es capaz de realizar, pero sobre todo lo eficiente que puede ser.

Es cierto que añoro sus momentos de conspiración contra el Gobierno, pero entiendo que ahora siendo padre primerizo, tendrá que centrarse en otras cosas. Su personaje no es que haya evolucionado, pero sin duda deja un punto cómico al igual que su compañera sentimental. Espero que forme parte importante de la exculpación de Brennan.



Camille Saroyan (Tamara Taylor): Jefa del laboratorio. Sabe llevar al grupo con mano de hierro o en ocasiones lo intenta, pero hay momento en los que debe renunciar a su carácter autoritario y unirse al grupo. Es una gran forense, e incluso deja notas graciosas en la serie, aunque no sean su especialidad.

En esta temporada no le han dado demasiada importancia a su personaje, al menos no al principio, pero sí al final. Cuando todo el grupo estaba dispuesto a falsificar las pruebas que incriminaban a Brennan, ella decidió que debían ser fieles a la verdad, y menos mal. Gracias a ella, el equipo aún no está comprometido y tienen la oportunidad de limpiar el nombre de “Huesos” y atrapar al verdadero artífice.



Lance Sweets (John Francis Daley): Dulce como su propio apellido indica. Es el psicólogo que trabaja con el equipo, pero también el que evalúa la relación de Booth y “Huesos”. Se ha ganado un sitio dentro del equipo poco a poco, algo que le ha costado demasiado, pero que le está reportando un verdadero grupo de colegas.

Sus situaciones con Booth y Brennan son increíbles. Es cierto que ninguno quiere inmiscuirle, pero él consigue ir metiendo la cabeza hasta hacerse indispensable. Tanto que en esta temporada, incluso Booth le ha pedido algún consejo, a regañadientes, pero se lo ha pedido. Además su relación con Daysi consigue sacarnos a todos una gran carcajada cada vez que pensamos en ellos.



Caroline Julian (Patricia Belcher): Personaje divertido donde los haya. No es que ella sea graciosa, es que sus diálogos, la forma que tiene de comportarse hacen que sea un personaje que deseas ver aparecer. No siempre está presente en los casos, de hecho aparece menos de lo que a mí me gustaría, pero admito que tiene un peso importante sobre todo al final de esta temporada.



Max (Ryan O'Neal): Tiene una importancia en esta nueva temporada. Desde que apareció en la segunda, hemos visto que ha tomado más protagonismo, pero en esta temporada estará muy presente. No solo será el canguro de la pequeña “Huesos” sino que además ayudará a escapara  su hija, le enseñará a ser una fugitiva ahora que ella lo necesita. ¿Se unirán más padre e hija después de esto?“Bones” sigue siendo una de mis series preferidas. La trama, las risas, los actores... Todo en conjunto crean un drama con toques cómicos que lo hacen diferente. Felicitar a Emily Deschanel, David Boreanaz, Michaela Conlin, T.J. Thyne, Tamara Taylor, John Francis Daley y Patricia Belcher. Sin ellos, “Bones” no sería posible y espero que la octava temporada merezca tanto la pena.



Aquí os dejo un vídeo.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...