martes, 3 de julio de 2012

¡Somos HISTORIA!

¡CAMPEONES!

Dicen que el mejor momento para comentar algo es cuando la resaca ya ha pasado. Ayer fue día de celebración en toda España porque ellos lo habían vuelto a conseguir. Es fácil decir que has pasado a la final, que te has metido en una competición como la Eurocopa siendo vencedor de la anterior y además Campeón del Mundo, pero entras verdaderamente en la Historia cuando consigues algo que ningún otro equipo ha logrado.

No es la primera vez que hablo de la Roja, ni será la última porque me conozco. Para aquellos que no hayáis leído la primera entrada, podéis verla aquí. En esta ocasión me centraré en el partido, en los jugadores relevantes, y quizá un poquito en la fiesta.

Era complicado, nadie puede dar palmitas cuando juega contra Italia, menos con la suerte que ellos siempre tienen. Pero no era el día de Italia, no era su momento y sí el nuestro. Entramos en el terreno de juego con ganas, deseando tocar el balón, llegar a la portería y marcar. Pases, toques, juego made in Spain, siempre con nuestra tónica dejando claro quienes somos. Estoy segura que muchos españoles no podíamos creernos el golazo que Silva metió en el minuto 14 dejándonos con la boca abierta y con el gustazo de saber que teníamos un pie más cerca de llevarnos la final.

Sin embargo, es cierto el dicho “no hay que vender la piel del oso antes de cazarla”, y tuvimos que seguir jugando a nuestro juego. Nuestros chicos estuvieron impecables, apenas sin faltas, jugando con deportividad y como a ellos les gusta. Y entonces llegó uno de los momentos más dorados de ese encuentro. La carrera que Jordi Alba se dio junto con ese espléndido gol que encajó en la portería del rival. Si antes estabas más cerca ahora te habíais metido un carrerón como cualquier jugador del campo.

Irse al descanso con una gran ventaja en el partido te hace recuperar fuerzas. También debo añadir que Italia tuvo bastante mala suerte, primero con la lesión de Prandelli que tuvo que ser cambiado, y en la segunda parte con la lesión de Motta y sin opción de realizar ningún cambio puesto que había agotado los tres reglamentarios. Jugando con diez, Italia solo pudo lanzarse a la valentía, pero ni siquiera le sirvió cuando encajó dos nuevos goles. En esta ocasión del “niño Torres” y el último de Mata.

Vicente del Bosque apostó de nuevo por el “falso 9” para afianzar su postura sobre esta táctica. Personalmente no me gustó desde un principio, pero reconozco que ha dado buenos resultados. Quizá estamos acostumbrados a jugar con delanteros y variar las formas nos hace dar un toque distinto, puede ser, pero teniendo delanteros como Granero, Llorente o Torres... El caso es que funcionó y eso es lo que realmente cuenta en un evento como este.

Cuando el árbitro pitó el final del partido todos vivimos una auténtica euforia. Salimos a la calle, se escuchaba gritar el famoso “yo soy Español, Español, Español”, la gente corría a las fuentes, a Cibeles, a cualquier sitio para vivir la celebración. Sin duda, un momento inolvidable para todos. No solo habíamos ganado a Italia después de 92 años sin vencerles en una competición oficial sino que hemos sido la primera selección que ha conseguido dos Eurocopas y un Mundial seguidamente. Sin contar, que ganamos la primera final con la mayor goleada de la Historia. Tres conceptos que nos hacen ser únicos, tres orgullos que nos hacen gritar “YO SOY ESPAÑOL”. Algunos jugadores italianos me dieron lástima, sobre todo cuando enfocaban a Pirlo. Tuvieron mala suerte, fuimos mejores que ellos en esta ocasión y es difícil cuando se pierde, pero algunos saben llevarlo como verdaderos señores.

Ahora hablaré de cinco jugadores. Como comenté en la anterior entrada, sé que son un equipo de 23 jugadores, que todos han aportado su granito de arena, pero creo que estos hombres se merecen una pequeñas palabras. Quizá en otro post me anime y hable de cada uno de ellos. Además sino esto se convertiría más en un testamento que en una entrada “corta”.

David Silva
  
Silva: Este jugador nacido en Gran Canaria ha sido un jugador esencial en esta Eurocopa. Ha jugado durante toda la competición ganándose cada vez más minutos, mérito y experiencia que le sobra. Su gol abrió el marcador del encuentro y nos hizo soltar el grito en el cielo por la alegría que sentíamos al vernos como posibles vencedores.








Jordi Alba

Jordi Alba: Este jugador nacido en Barcelona ha sido el jugador revelación, al menos a mí modo de ver. Creo que ha demostrado la madera de la que está hecho, ganándose un puesto en el once titular de Del Bosque y consiguiendo el respeto de toda la afición española. Corre como el que más y gracias a ello consiguió el segundo gol que nos dejó aún más cerca de nuestro sueño.


Fernando Torres "El Niño"

 Fernando Torres: Este jugador nacido en Fuenlabrada (Madrid) lleva mucho tiempo jugando en la Selección Española. Esta temporada ha hecho más goles de los que esperaba la afición, su tercer gol fue como un bálsamo para todos los seguidores que vieron con incredulidad como el “niño” lo volvía a hacer. Torres se corona así como el Pichichi de la Eurocopa con tres goles en su marcador personal.


Juan Mata




 Mata: Este jugador nacido en Burgos tuvo su oportunidad en esta final y no la supo desaprovechar. Vicente del Bosque decidió darle unos minutos, y él no tardó en rematar a portería encajando un nuevo gol, dejando claro que él también puede aportar mucho a esta selección. Sin duda, un gol que nos dejó plantados en nuestro asiento porque si antes no lo era, a esas alturas ya nos considerábamos “CAMPEONES”.










Iker Casillas

 Casillas: Como todos sabéis nacido en Móstoles, capitán, y mejor portero aún. Ha conseguido, junto con la gran defensa, dejar su portería casi a cero. Mejor Portero del Mundo y también de la Historia. Se ha ganado el respeto de toda la afición italiana tras el gesto pidiéndole al árbitro que pitara el final del partido alegando “respeto para Italia”. Os dejo el vídeo porque es digno de ver y un ejemplo a seguir por todos.





Como era de esperar la celebración comenzó en el campo, todos los jugadores lo celebraron, se lo dedicaron a la afición, pero la juerga continuaba. ¿Dónde? En el avión de regresó a España con parada en Madrid. Sí, sí, Reina comenzó a ensayar y hacer reír a sus compañeros explicándoles cómo debían seguir las medidas de seguridad en el avión




Todos los aficionados les esperaban para ese gran recorrido que harían hasta detenerse en Cibeles. Primero pasarían por la Zarzuela para presentar sus saludos y respetos al Rey. No entrarían en Moncloa puesto que Rajoy no podía atenderles por el Congreso que tenía de su Partido y el cual debía presidir. La gente se amontonaba en las calles, algunos seguían al autobús mientras este avanzaba por las calles y los jugadores mostraban su alegría por el triunfo.

La Diosa Cibeles vestida para la ocasión
La Diosa Cibeles les esperaba vestida para la ocasión con la bandera española tapando sus hombros y dándoles la bienvenida. Sin poder creerlo, toda la fiesta comenzó, pero no podía faltar el gran discurso de Pepe Reina. Sin duda, las celebraciones no serían lo mismo sin él. No entraré en detalles porque yo no le llego a la suela de los zapatos a este gran Showman, pero os dejo el vídeo completo cortado en dos partes, para que todo aquel que no pudiera verlo en su momento lo disfrute ahora. Las panzadas a reír, el buen rollo y ambiente entre los jugadores es palpable. Unos se animaron a bromear, otros fueron más calladitos, pero todos dejaron hablar al grande.







Un día de celebración, de alegría, de emociones... España lo ha conseguido. Hemos hecho historia, gracias a ellos, hoy somos historia. Pero también gracias a todos los aficionados que han estado apoyándoles desde el principio. ¡Gracias chicos porque sin vosotros este triunfo y esta alegría jamás habrían llegado!

¡Sois los MEJORES!

1 comentario :

  1. No me quiero extender mucho porque me conozco y como empiece a hablar de estos chicos me tiro las horas muertas...

    Me siento orgullosa de la imagen que se tiene de los jugadores españoles, de la talla que han demostrado tener. No solo por el pasillo que le hicieron a Italia (que para mí chapó), sino por el gesto de Casillas con el árbitro, la humildad con que hablan y respetan al rival... Todo.

    Demuestran una solidaridad y una humildad que creo, equipos como Portugal deberían aprender... Me alegra que los franceses, los italianos, pidan el balón de oro de Casillas, de un jugador español.

    Les han tachado de doparse, de amañar partidos, de que se llevaban mal... Solo les puedo decir: OLÉ. Por callar la boca como mejor podían, ganando con deportividad.

    Orgullosa de ser española, de haber vivido algo así y sobre todo, de mi equipo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...