lunes, 6 de agosto de 2012

¿Perfecto o imperfecto?



Hoy os he traído una nueva reflexión. En realidad hoy tenía el día de escribir y me parecía una buena idea tratar algo así. Espero que os guste. No es nada del otro mundo, solo algo nuevo sobre lo que escribir, pero lo que quiero dejar claro es que a veces lo imperfecto se vuelve perfecto solo que nunca nos habíamos dado cuenta.

La primera vez que te vi quedé impresionada. Tu aspecto, tus facciones, tu cuerpo, pero sobre todo tus modales, tu estilo, la forma de ser que tenías terminó de cautivarme. Mis amigas creían que eras perfecto y... ¡Yo misma lo creía! Los días pasaban rápidos a tu lado, sentía que los dos nos complementábamos, que encajábamos como si fuéramos...

No sé el momento exacto en el que pasó. Quizá fue tras tanto tiempo juntos, compartiendo vivencias, viendo cómo eras, como la careta caía al suelo o tal vez, era la venda de mis ojos la que se deslizaba lentamente hasta caer al suelo. Lo que vi, me dejó impresionada, impactada. No eras como yo había imaginado, apenas podía sentirme identificada con el reflejo que veía de ti.

Supongo que mi mente buscó todas tus buenas cualidades dejando de lado aquellas que podrían desmerecerte como persona y creó ha alguien que no existía. Mi “yo interior” te inventó, a partir de las cualidades que había visto, fijándome solo en tu exterior, en tus perfecciones y dejando de lado todo aquello que no encajaba en mi forma de mirarte...

La desilusión nos alcanza a todos cuando esperamos más de lo que encontramos. La pregunta más importante es... ¿Somos capaces de buscar siempre lo mismo? ¿Dejaremos de lado la apariencia y nos centraremos en lo importante? Y entonces llegaste tú... Eras completamente diferente. En otro momento, quizá no me habría fijado en ti, no solo por tu aspecto sino también por todos tus defectos, que eran muchos. Tenías cicatrices que no llegarían a curarse nunca, de heridas que yo desconocía, pero que debían dolerte demasiado no solo en el cuerpo sino también en el alma.

Tu manera de ser era ruda, tenías temperamento, tus modales no eran los adecuados e incluso más de una vez te habría regañado por la manera de comportarte... “¡Ni siquiera podría estar con alguien así!”, pensaría en otro momento de mi vida. Ahora no. La venda jamás volvería a mis ojos, no me impediría ver todo lo bueno que podías ofrecerme.

“¿El qué?”, una pregunta que jamás llegaste a formular. Detrás de cada cicatriz se escondía una historia que yo quería descubrir, donde tu rostro evidenciaba enfado para mí se convertía en determinación y superación. Tan rudo por fuera y tierno por dentro, temperamento sazonado con calidez, modales inadecuados que se convertían en una verdadera vía de escape para mí.

¿Por qué no te había visto antes? ¿Por qué perdí el tiempo buscando personas que no me llenaban lo suficiente? Estúpida de mí, no me di cuenta que lo que yo buscaba no se encontraba en el envoltorio sino en lo que se escondía en el interior. Había perdido la ilusión de desenvolver el regalo y desechar el papel florido que rodeaba la superficie.

Pero ya no. Aprendí la lección, descubrí la ilusión de la niña que había perdido, encontré la razón por la que prefería el regalo original al posible secundario que me dieran. La mejor lección que alguien pudo enseñarme, me la diste tú, con tu sola presencia. “Aceptar las imperfecciones es ver con ojos distintos a las personas”. Nadie es perfecto por mucho que intente demostrarlo, siempre existirá algo que no nos agrada, algo que intentará ocultar haciendo que sea peor cuando se descubra.

“Si cierro los ojos, valoro tus progresos, me olvido de tus imperfecciones, y cuando los abro de nuevo, encuentro a la persona perfecta para mí. Esa persona que ha sido diseñada por mi mente y alma, creándola perfecta para mí, con sus particularidades y defectos, pero mío. Sabiendo que él siente lo mismo, que sus ojos ven lo mismo que yo. Dos personas que se aceptan como son, dos personas que se unen y crean la pareja perfecta.”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...