miércoles, 20 de noviembre de 2013

¡Imagina, sueña y siente!



¡No me matéis! La semana que viene tendréis la reseña de un libro que sé que muchos habéis leído y que me está encantando. Y como sabéis no depende de mí leer más o menos sino más bien del tiempo que dispongo. Esta semana quiero prepararme también alguna entrada de “autores” para las horas más bajas así que ya me estoy poniendo a trabajar en ello. Aquí os dejo una de esas reflexiones que tanto me gusta poner y que espero que os guste.

¿Qué serían las personas sin la imaginación? Lo sueños no tendrían cabida en nuestra cabeza, no sabríamos lo que es la felicidad de inventar algo que es solo nuestro, no nos reiríamos como hacemos ahora. Me da miedo volver el rostro para ver un mundo gris donde la imaginación se pierde, donde los niños no son capaces de fantasear con todo lo que leen, donde la mente se pierde en un abismo oscuro. 
¡Qué gozo tener un libro entre tus manos e imaginar todo lo que estás leyendo! Todos sabemos que la magia no existe, que la vida es tal cual como la vemos, pero en ocasiones agradecemos poder recrear algo totalmente distinto en nuestra mente. Ahí es donde reside el poder de los libros... La capacidad que tienen de trasmitir miles de emociones, sumergirnos en un mundo completamente nuevo y que inexplicablemente conseguimos hacer como nuestro al final del camino. 
¿Dónde quedan los dragones, las princesas, los príncipes y los magos? ¿Qué ha sido de todos esos mundos desconocidos y que páginas tras página descubres? El sentimiento que se experimenta al abrir y cerrar un libro es un momento mágico en la vida de todos los que adoramos la palabra escrita. No sé vosotros, pero yo siento la fuerza de cada palabra, consigo experimentar el sentimiento de cada protagonista y me contagio de cualquier sensación que emita la historia. 
Sí, en los libros hay protagonistas, pero al final somos nosotros os que acabamos desarrollando ese papel. Lo roleamos, lo compartimos y lo vivimos hasta el final del mismo. La lectura es tan importante, no solo para nuestro desarrollo personal, sino también para todo nuestro abanico de sensaciones. ¡Da igual qué tipo de libro leas! 
¿Eres de novela policiaca? ¿Prefieres la historia? ¿Quizá eres un conspiranoico consumado? ¿O simplemente eres una romántica empedernida? Qué más da cuál sea tu preferencia, siempre podrás ser un policía, un asesino, un personaje relevante de la Historia, un loco o una enamorada que busca al hombre que la hará feliz para siempre. ¡Puedes ser lo que quieras! Puedes soñar con bellas historias, puedes resolver el mayor asesinato de tu carrera o puedes hablar con los extraterrestres... ¡Por fin!
¿Y quién está detrás de todo ese sentimiento? ¿Quién despierta nuestros sentidos? Sí, el escritor que está detras, ese que nos enamora con sus palabras. Pero también la imaginación, aquella que permitió que esa persona creara semejante obra de arte, esa que nos incita a imaginar todo lo que vemos traducido en palabras. ¡Ella es la gran protagonista! Y jamás, jamás, jamás debemos perderla porque dejaríamos caer un tesoro muy preciado. 
Te invito a coger un libro, comenzar sus páginas y después cerrar los ojos con fuerza. Sentir el vacío de la oscuridad, apretar las manos en torno a ese frágil trozo de papel y ver cómo lo que has leído comienza a formarse en tu mente. Es como si apareciera en leves destellos, como si cayera en forma de cascada y te rodeara por completo hasta cercarte. Un paisaje, un personaje, una acción y todo cobra un sentido que hasta ese momento no le habías otorgado. 
Sé que muchos pensaréis que para algo existe el cine, ese compañero que nos está mostrando verdaderas obras visuales, pero solo os digo esto. No hay nada como la imaginación, todo empequeñece con respecto a ella y nada será lo mismo. El cine ayuda a recrear todo lo que inventamos, todo lo que leemos, pero... ¿Qué imagen daríamos si no la imagináramos? Ahí tenéis la respuesta al gran dilema. 
Imagina, sueña, recrea, representa, figura, siente y percibe todos los mundos que aún están por descubrir, todas las historias que aún no se han contado y revive en primera persona todo lo que la lectura puede ofrecerte. Si aún no has cogido ningún libro, por favor no esperes mucho más y disfruta de la historia que tú mismo puedes soñar. 

2 comentarios :

  1. Que lindo te quedo!!! hicistes el coctel perfecto de todo aquellos que nos sumergimos en un libro..y si,da igual la tematica q sea.Un libro es un nuevo mundo que descubrir...un mundo en el q odiaras,pelearas,sufriras y te enamoraras,pq si un libro te hace sentir todo eso,ya es q completamente te absorvio.....
    Me acuerdo ahora mismo lo que Gaston le dijo a Bella en la pelicula la bella y la bestia: "Pero si solo hay letras"..Letras que te haran volar la imaginacion....Un libro es un amigo,un escape,un compañero....Sin un libro a mi lado??No,no me veo!

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima!!

      Me alegro que te haya gustado y sobre todo que te haya hecho recordar lo que se siente abriendo un libro. Es que cuando realmente una historia llega es lo más maravilloso que se puede sentir y encontrar.

      Ainssssss qué gran razón tienes!!! El pobre Gastón nunca entendió qué significaba tener un libro entre las manos y eso sí que es una pena. Como dices es un compañero y como dices... Tampoco me veo sin ninguno jajajaja

      Besitos!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...