jueves, 12 de diciembre de 2013

¡Aprende con "Los tres cerditos"!



¡Qué ganas de que lleguen los jueves! Seguro que muchos ya estáis pensando en el viernes, sobre todo en el fin de semana y en todo lo que vais a hacer. Así que, yo amablemente os dejo un poquito de entretenimiento y con un clásico que a mí personalmente me encanta. Espero que disfrutéis con “Los tres cerditos”, un corto que nos hace recordar y también aprender una gran lección.



Walt Disney fue el encargado de dar vida a este proyecto en el año 1933 que le llevó a ganar un Oscar ese mismo año. Los logros, no solo de Walt Disney sino también de la compañía son conocidos por todos y creo que pocos habrá que no hayan disfrutado con alguno de sus cortos. Una compañía que ha hecho soñar a millones de niños con sus películas de animación, que ha encandilado el corazón de los más mayores y que nos recuerda cada día porqué merece la pena disfrutar de las cosas pequeñas.

Walt Disney ya apareció mencionado en otra entrada, donde os contaba un poquito su historia y también gran multitud de los proyectos que llevó a la gran pantalla. Falleció el 15 de diciembre de 1966, cerca de estas fechas y hoy en día sigue siendo un referente para todo el mundo. Podríamos hablar sobre su extensa carrera durante toda la noche, pero sería muy aburrido y lo que apetece es ver la animación en estado puro.



“Los tres cerditos” nos narra la historia de tres hermanos cerdos que están construyéndose sendas casas para protegerse del malvado lobo. Sin embargo, los más jóvenes solo están preocupados por divertirse y construyen unos refugios que harían reír al lobo más despiadado. ¿Qué pasará con los cerditos? ¿Conseguirán librarse del malvado lobo?

En realidad, este cortometraje está basado en la famosa fábula “Los tres cerditos” y que Walt Disney recreó en el año 1933. Al principio, el cortometraje no causó buena impresión a la distribuidora porque no parecía ser el estilo buscado, pero Disney aseguró que los personajes estaban muy bien definidos, al igual que los dibujos realizados. El corto optó a la categoría de “Mejor Cortometraje Animado” llevándose el galardón y siendo calificada por Disney como “una película con verdadera personalidad”.

Mi opinión personal seguro que ya os la imagináis. Soy una fanática de los cortometrajes, creo que pocos he visto que me hayan decepcionado, que también existen de esos. Seguro que esta fábula la conocéis todos, o bien por los cerditos, por Pedro o por cualquier otro personaje que siempre salió escarmentado del lobo. Más allá del miedo de los personajes, la posibilidad de ser devorado, creo que es un cortometraje que nos muestra los valores que tenemos que tener.



Trabajar duro, dar todo por la seguridad de uno mismo, acaba teniendo su recompensa. Todos queremos jugar, tocar el violín, la flauta, el piano, escribir, disfrutar, viajar y miles de acciones más. ¿Quién no disfruta en su tiempo libre? Pero hay un momento para cada cosa y debemos tenerlo presente. Trabajar es tan importante como divertirse... Es la primera cosa que tenemos que tener clara, pero también saber de quién debes protegerte, crear una barrera entre tú y aquellos que quieren hacerte daño.

E incluso me arriesgo a decir que los escarmientos también son importantes y necesarios para todos nosotros. Lo vemos en los vídeos, lo leemos en los libros, pero pocos los interiorizan. Cuando hacemos algo mal, se necesita un castigo, bien lo saben los padres... Y el lobo, sí ese que tiene piel de cordero, se lo merece... ¡El doble! Espero que disfrutéis de este pequeño cortometraje y que paséis un buen fin de semana.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...