jueves, 30 de enero de 2014

¿Cuánto hemos cambiado con "The Village"?




Como siempre, aquí volvemos con un momentito de animación y es que nunca me canso de repetirlo. ¡Ver estos cortometrajes me hacen pensar, sentir y soñar! Incluso aquellos que cuentan una historia, que no es del todo ideal y que te dejan con diferentes sensaciones. El corto de hoy se titula “The Village” y está subido en tres partes distintas. Están colocadas por orden para que no tengáis problema al verlas ;)

James Baker nació en el año 1959 en Londres. Este creador decidió bien pronto dedicarse a la animación, entrando a formar parte de los estudiantes de la “National Film and Television School”, donde se graduó con mucha rapidez. Su carrera comenzó pronto, siendo en el año 1988 cuando recibiría su primera nominación a los Oscar por el cortometraje “The Hill Farm”


Si algo caracteriza la animación de Baker es que juega con trazos infantiles, pareciendo una animación más bien insulsa, pero dotando de gran significado al guión establecido en el mismo. Una historia que engancha al espectador desde el primer momento y que le ha granjeado muy buenas críticas por parte de todos. 

Más tarde, empezaría a trabajar con Neville Astley decidiéndose a formar una compañía que se llamaría “Astley Baker” y que cambiaría su nombre unas cuantas veces más. Junto a su primer éxito, podemos encontrar “The Village”, “Jolly Roger” y actualmente ha estrenado “Peppa Pig”. ¿Quién puede decir que una carrera no da para éxitos?


“The Village” se estrenó en el año 1993. Nos narra la historia de una pequeña aldea, donde las convenciones son muy fuertes y todos los vecinos juegan un papel importante. Tras un trágico suceso, uno de los protagonistas se verá inmerso en un problema, que podría llegar a costarle la vida.

Este cortometraje fue nominado a los Oscar durante el mismo año de estreno, convirtiéndose en otra nominación para el director, aunque finalmente no se llevaría la ansiada estatuilla. Fue un cortometraje que estrenaron en el Channel 4, algo que le granjeó una buena acogida y que nos permitió disfrutarlo al resto del mundo. 

En cuanto a mi opinión, me alegra decir que más allá del trazo de los dibujos es un corto que me vuelve a dar una lección y eso que a estas alturas parece que ya lo sabemos todos. Nos encontramos en una sociedad cerrada, donde la iglesia juega un papel importante y los vecinos solo saben contar chismes. 



Como trama secundaria nos encontramos a un grupo de hormigas trabajadoras, las cuales serán testigos y cómplices de los propios protagonistas. En este breve cortometraje, volvemos a encontrarnos con todas esas emociones que sacuden el mundo y que nos demuestran que nuestra sociedad no ha cambiado tanto. Avaricia, codicia, vicios, acusaciones, malas intenciones y de fondo el amor por la otra persona. 

Si me fijo en mi vida, no la gente que me rodea, pero sí todo lo que veo a mi alrededor… Me doy cuenta de que no hemos cambiado demasiado. Algo que me entristece, que me hace pensar que quizá no estamos o no nos están dejando evolucionar, al menos no como deberíamos. Y en el fondo, somos nosotros los que tenemos que buscarlo porque ninguna hormiga podrá hacernos libres… Las alas solo las podemos buscar nosotros. 

Espero que este cortometraje os guste tanto como a mí. Siento dejarlo en varias partes, pero ha sido imposible encontrarlo en un único vídeo y espero compensaros en el siguiente que os deje. ¡Buen fin de semana!




No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...