jueves, 7 de agosto de 2014

Juntos, nada más de Anna Gavalda



Título: Juntos, nada más.

Autor. Anna Gavalda.

Editorial: Booket. 

Idioma: Español.

Nº de páginas: 648 páginas. 

ISBN: 9788432228261




Camille tiene 26 años, dibuja de maravilla, pero no tiene fuerza para hacerlo. Phillibert, su vecino, vive en un apartamento enorme del que podría ser desalojado. Franck, cocinero de un gran restaurante, es un mujeriego y malhablado, lo cual irrita a la única persona que lo ha querido, su abuela Paulette, que a sus 83 años se deja morir en un asilo. 

Cuatro supervivientes, cuatro personajes magullados por la vida, cuyo encuentro va a salvarlos de un naufragio anunciado. La relación que se establece entre estos perdedores de corazón puro es una riqueza inaudita, tendrán que aprender a conocerse para lograr el milagro de la convivencia. 



“Juntos, nada más” es un libro escrito por Anna Gavalda. Reconozco que nunca había leído nada de esta autora, una muy buena amiga me ha prestado el libro y la verdad es que me ha encantado la lectura. ¡Es totalmente diferente a lo que había leído hasta el momento! Aviso a navegantes porque no es un libro romántico, pero tiene muchísima más esencia que cualquier otro que haya leído y en el fondo ofrece unas lecciones de vida que quizá todos deberíamos aprender.

Reconozco que cuesta mucho engancharse a este libro porque es una manera de escribir totalmente distinta, donde los capítulos son muy cortitos y apenas te das cuenta de que lo has terminado. Lo realmente complicado es quedarte con los personajes, entender su pensamiento e ir interiorizándolos como si fueran una extensión más de tu cuerpo.

Si tuviera que quedarme con algo de este libro sería con la capacidad que tiene la autora de entrelazar, no solo las historias sino también la vida de estos cuatro personajes y crear entre ellos un ambiente que si bien no se asemeja al paraíso sí que les salva de su propio desastre. Cada uno de ellos tiene sus propios problemas personales, pero juntos consiguen construir una tabla que les impide ahogarse en su propia desesperación y es posible que eso sea una de las cosas que hemos perdido en la sociedad actual.

Camille es una chica que no está cómoda con su cuerpo, que tiene una relación demasiado complicada con su madre y aunque es una artista dibujando no consigue explotarlo. Debo decir que es el personaje que menos me llamó la atención, que me sacó de quicio en todo momento por ese “yo victimista” que manifestaba, pero al final acabas cogiéndole un cariño que ni siquiera te das cuenta de que has sentido.

Franck es el típico chico maleducado, que puede llegar a exasperar a una persona normal, pero que en el fondo tiene un corazón de oro. Sujeto a un trabajo demoledor, que le quita demasiadas horas como para disfrutar de tiempo libre y con la obligación de tener que ver a su abuela de vez en cuando. Al principio no es un personaje que caiga bien, pero sus gracias acaban ganándose el corazón y también lo “especial” que puede ser con quien realmente quiere.

Phillibert es ese personaje entrañable que te arrebata el corazón desde el primer momento, que podríamos decir que actúa como primer nexo de unión entre dos de los protagonistas y a mí personalmente me recuerda al típico pollito que aún no ha salido del cascarón. Él necesitaba seguridad en sí mismo, entender que podía ponerse frente a una multitud sin sentirse ridículo y cortar por lo sano con todo aquello que le cohibía de alguna manera. Especial desde el principio y hasta el final…

Por último, tenemos a Paulette que es una mujer que ha luchado muy duro para criar a su nieto Franck, pero que actualmente pasa su peor momento después de ser internada en una residencia por su propio nieto. Una mujer acostumbrada a su huerto, a salir a la calle y también a caerse de vez en cuando. Creo que es el personaje que más te hace sufrir, no solo porque su decaimiento a lo largo del mismo sino también por cómo se va cerrando en sí misma y a la vez consigue llenarte de jovialidad cuando la imaginas junto a Camille.

En definitiva, cuatro personajes que consiguen abrirte las puertas a un mundo nuevo, donde comprendes que todos tenemos problemas aunque no siempre los dejemos salir a la luz. Todos tenemos algún bache en nuestra vida, un mal pensamiento que nos hace entristecer, pero lo realmente importante es superar esas adversidades e intentar encontrar el sustento que no nos haga caer.

¡Aviso a todos los que quieran empezar a leerlo! Tenéis que tener paciencia con este libro, no se lee en una noche y quizá al principio cueste un poco la lectura. Puede que no os enganche a las cien primeras páginas, pero os aseguro que cuando le pilléis el punto no querréis soltarlo y al final del mismo os quedaréis con una sensación de… ¿Eso es todo? ¡Quiero algo más! Mil gracias a Anna Gavalda por este libro. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...