jueves, 18 de septiembre de 2014

¿Quién no conoce al "Patito Feo"?



¡Qué duro se me hace cuando no hablo de cortometrajes! Sí, ya sé que puedo llegar a ser pesada, pero como no sé hacerlos pues tengo que disfrutarlos ¿o no? La animación que os dejo hoy tiene muchos años, yo la tengo en VHS así que con eso creo que os digo todo y a mí personalmente me encanta.

Seguro que todos conoceréis la historia que se cuenta, sobre todo porque no es la primera vez que la vemos o leemos aunque Disney juega muy bien con los dibujos en él. “El Patito Feo” es mi recomendación de esta noche y espero que os guste tanto como a mí cuando era pequeña.




Jack Cutting nació el 19 de enero de 1908 en Nueva York (Estados Unidos), conocido por ser un animador que ha colaborado durante muchos años con la compañía Walt Disney y que falleció en Californio (Estados Unidos) el 17 de agosto de 1988. Fue el director del cortometraje “El Patito Feo” y también animador del mismo.

Poco se sabe sobre los estudios que curso Cutting para convertirse en un experto animador, pero entendemos que la práctica dice muchísimo más que la teoría y él tiene muchos títulos debajo del brazo que demuestran lo buen animador que podía llegar a ser. Desde que comenzara su andadura en el año 1929, se conocen varios títulos suyos entre los que se cuenta “The China Plate”, “Tres Pequeños Lobos”, “El Patito Feo” o “Saludos Amigos”.

“El Patito Feo” se estrenó en el año 1939 y nos cuenta la historia de un patito que nace siendo diferente a su familia. Sintiendo el rechazo de su propia madre, su padre e incluso sus hermanos vaga en soledad. ¿Encontrará este patito feo a su familia de verdad?



Este cortometraje fue nominado para los Oscar en la categoría de “Mejor cortometraje Animado” y resultó vencedor frente a sus competidores. Para quien no lo sepa, este corto es otra versión del que ya se incluyó en la selección de “Silly Symphony” y que se estrenó en el año 1931.

Disney sabe muy bien cómo tocar la fibra sensible de los más pequeños, pero también plasma una realidad racista en el mismo y que seguramente los adultos habrán notado desde el principio. Comenzando por la discusión de ambos padres de una misma raza, ante la llegada de un hijo que es totalmente diferente a ellos y donde se deja ver el rechazo evidente que sienten ambos por ello.

El cortometraje es duro porque nos muestra cómo una familia puede dejar de lado a un familia, mostrar un rechazo tan evidente que obligue al más débil a marcharse, ya que en definitiva no siente cariño por parte de ellos. Y entonces comienza el camino en la búsqueda de alguien afín, pero con cada nueva experiencia la esperanza también se va perdiendo y el dolor que puede causar en el mismo es enorme.



El rechazo es el peor sentimiento que puede experimentar un niño, en este caso sería más acertado hablar de un pato, y puede definir el tipo de persona en el que se puede llegar a convertir. Pero Disney siempre sabe sacarnos una sonrisa, incluso cuando nos deja un mensaje tan contundente y se traduce en este final sorprendente que deja una sonrisa en el rostro.

Cuando encontramos los que siempre habíamos buscado, nos fijamos en los que hay a nuestro alrededor que nos hablan después de rechazarnos y nosotros levantamos el rostro orgullosos de quiénes somos y con quién nos hemos encontrado. ¿Alguien puede imaginar mejor moraleja que esa?



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...