domingo, 23 de noviembre de 2014

OneRepublic brilla con luz propia en España



Esta entrada tendría que haberla escrito con mucha más rapidez, pero aún estaba en una nube que me impedía verlo todo con claridad y justo ahora estoy sentada frente a mi ordenador recordando todo lo vivido ese día. Pocas veces dejo crónicas sobre un evento, pero aquí tenéis otra más que se añade a la lista y si estuvisteis por allí me encantaría saberlo. Si alguno es fan de este grupo puede informarse de todas las noticias en el Facebook de OneRepublicSpain

La cita estaba asegurada. La entrada había sido comprada meses antes del concierto. OneRepublic volvía a España después de muchos años de ausencia, donde los fans podían por fin saludar a su grupo favorito en dos citas, que se celebrarían tanto en Barcelona como en Madrid. Una servidora acudió al concierto de la capital justo antes de que la banda volara  rumbo a Portugal para terminar su famosa gira Native.





La espera es como un monstruo que te invade, se apropia de ti misma y te impide pensar en cualquier otra cosa. Pero por suerte, la compañía siempre consigue hacerte olvidar todas las horas que quedan por delante y entre risas vas viendo que la gente llega al recinto para asistir a un espectáculo único. Pero vamos a centrarnos en lo realmente interesante...

Los teloneros de grupo americano fueron “The Kongos”, una banda originaria de Sudáfrica que han lanzado su segundo disco titulado “Lunatic” y que ofrecieron un concierto único para todos los asistentes. Canciones potentes, donde predominaba el cambio de estilos en todo momento e incluso se arrancaron a decir algunas palabras en español. Sí, algo que enloqueció a todo el público. ¿Quién no saltaría al escuchar un “Buenas noches, Madrid”?

El tiempo pasaba rápido con su música pegadiza, dejando su éxito “Come With Me Now” para el final e incluso incluyendo a su manager para que rapeara un poquito sobre el escenario.¡Estupenda representación! Un grupo a tener en cuenta por todos los oyentes porque tienen pinta de convertirse en todo un referente en unos pocos meses.

Vuelta a la espera. Un vídeo con “I Lived” demostró que todo el mundo estaba listo para cantar, pero no fue hasta escuchar las primeras notas de “Don't Look Down” y ver las sombras de cada componente del grupo. Y el telón cayó por fin revelando a la banda en su conjunto con un Ryan Tedder dispuesto a darlo todo y arrancándose con unas cuantas palabras en español enseñadas por su inseparable Zach Filkins.

“Secrets” fue la gran afortunada de la noche porque abrió el concierto, ofreciendo al público español una prueba de cómo sonaban las canciones del segundo disco, aquellas que nunca pudieron escuchar en directo al no parar en España con su anterior gira. La maquinaria ya estaba lista, todos los fans cantaban y votaban al ritmo de la música aunque fue “Something I Need” la primera que desató la locura y no sería la única a pesar de que antes habíamos viajado por éxitos como “All The Right Moves”, “Stop and Stare” o “What You Wanted”.



Todo concierto tiene su parte potente, pero también aquella que es más delicada y se podría decir que los chicos de OneRepublic supieron crear un ambiente íntimo. Moviendo todos sus instrumentos al centro del escenario, solo unas pocas luces iluminándoles y un Ryan al piano preparándose para tocar el single que les dio el éxito “Apologize” invadió todo el recinto. Pero ahí no se acababan las baladas, continuaron cantando un “Come Home” que fue la delicia de muchos fans y colisionaron con su perfecta versión de “Good Life”.

¿Y por qué perfecta? ¿No se cantó como siempre? Tedder se encargó de hacer muchas referencias a España durante la canción, cambiando palabras en el momento oportuno y de fondo imágenes de Madrid que fueron la envidia de muchas personas. Para terminar con una gran bandera de España mientras el líder de OneRepublic terminaba con un “La Buena Vida” en vez de un “Good Life”.

Las referencias a España no iba a acabar durante esa noche, sobre todo después de la sorpresa que Zach Filkins ofreció al quedarse solo en el escenario, solo con una guitarra española y dos bailarinas de flamenco. El público se volvió loco con el baile, la música y con eso corroboraban una de las noticias que venían leyéndose en los últimos días. El nuevo disco de la banda incorporará “tintes” de flamenco algo que enorgulleció a más de uno.

Los chicos de OneRepublic sorprendieron no solo con sus propias canciones, sino versionando temas como “Stay With Me” o el maravilloso “What a Wonderful World” que se unió a canciones más lentas como “Au Revoir” o “Can't Stop”. Y después de esos momentos tan dulces, tan lentos y sentidos se volvía  al espíritu de siempre.

Como viene siendo regla general en los conciertos, el grupo jugó al despiste con los fans dando a entender que termina el concierto y volviendo con más fuerza para ofrecer más canciones de su propio repertorio. Antes y después pudieron escucharse “Counting Stars”, “Feel Again” o la emotiva “I Lived”.



La vuelta de OneRepublic tuvo notas de su éxito “Love Runs Out” y como colofón el grandioso “I Lose Myself” que cerró un concierto único. Faltaron canciones inolvidables como “Preacher”, “Marchin On” o “All We Are” que no pudieron ser tocadas. Pero más allá de las canciones, la banda nos dejó momentos únicos como Zach tirando sus púas, Ryan Tedder colándose entre el público y corriendo desde una punta del escenario hasta la otra.

Afortunados aquellos que pudieron tenerle tan cerca. Aquel micro azul que el líder de OneRepublic se dedicaba a tirar mientras cantaba, el arranque de Zach hablando en español porque él sí conoce el idioma perfectamente y la forma en la que ondeó la bandera española antes de que el grupo dejara el escenario.

Pero como todos los buenos momentos, éste también tuvo un final cuando las luces se encendieron definitivamente, pero los fans se quedaron con las palabras de Ryan que decían “New song, new album and new clothes” y prometiendo no tardar tanto tiempo en volver. Algo que todos interiorizamos y esperamos que no sea una promesa que caiga en saco roto.

¿Cuál es el veredicto final? ¡Perfecta noche! OneRepublic volvió a demostrar porqué es uno de los mejores grupos del panorama actual, Ryan Tedder dejó patente que no solo es una gran compositor sino que tiene una voz fuerte y que su gira Native ha sido todo un éxito tanto en América como en Europa.

La euforia ya ha pasado, pero nos quedan los recuerdos en forma de fotos, vídeos o canciones grabadas en el móvil. Pero también la imagen vivida en una noche mágica, que quedará patente en la mente de todos los asistentes y ahora nuestros ojos están puestos en el nuevo álbum que tienen previsto lanzar en 2015.

¿Será que pueda aterrizar en España mucho antes de lo esperado? Parece que tendremos que esperar para comprobarlo... ¿Alguien más se animó a ir al concierto de Madrid o Barcelona? ¿Quieres contarme tu experiencia? Soy toda oídos... 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...