domingo, 14 de diciembre de 2014

¿Y tú por qué no vas al cine?



La semana pasada os hablaba sobre la “piratería”, todo el tema de la Ley Lasalle y muchos sabéis que me he quedado a medias de muchas cosas. Mi última reflexión  trató sobre la visualización de series a través de descarga, de la cantidad de cánones que estamos pagando por todo lo que rodea a un equipo informático y dejé el cine de lado porque me parecía demasiado larga la entrada. Si queréis leer sobre qué iban podéis hacerlo en estos dos enlaces:




¿Y qué pasa con el cine en nuestro país? Sí, este tema no es como las series porque suele haber pocos estrenos que no llegan, sobre todo aquellas cintas que son más bien de autor y que por desgracia no cuentan con un gran apoyo. Y aunque no lo creáis, esto también afecta a una gran parte de la población que está cansada de ver siempre las mismas producciones de Hollywood o incluso que necesita refrescarse con una trama interesante.

¿Por qué la gente se descarga las películas que aún están en cartelera? Personalmente, yo no soy de esas porque no soporto ver una cita con mal sonido, donde esté escuchando las voces de los asistentes al cine y una imagen que deja bastante que desear. ¡Y ojo que esto ha dio cambiando! Ahora los que “suben” este contenido lo hacen con bastante mejor calidad que antaño. ¿Y por qué se hace?

La solución es bien sencilla y siempre reside en el mismo problema de siempre. ¡El dinero! ¿Os suena extraño? Teniendo en cuenta los precios desorbitados que tiene este tipo de entretenimiento y “cultura”, no es de extrañar que una cierta parte de la población esté dispuesta a descargar, sobre todo para intentar no quedarse sin sueldo en el proceso. Vamos a poner un ejemplo a ver si a “ciertas personas” se les mete en la cabeza.

Yo resido en la provincia de Madrid. Aquí el cine en casi cualquier sala tiene un coste de alrededor de 10 euros y eso sin contar que compres palomitas o coca cola. Me estoy refiriendo única y exclusivamente a la entrada de cine que pagas para ver una película. ¿Ese es un precio acorde con un sueldo “bajo” como el que tenemos la mayoría de los españoles? 

Pongamos que me gustaría ir una vez a la semana al cine porque me encanta, me entretiene mogollón y además hago críticas sin ánimo de lucro en mi blog. Al mes me gastaría 40 euros de un sueldo de 635 euros que cobro. ¿Muy justo? ¿40 euros por ver 4 películas en el cine? ¿Tienen los asientos de oro? ¿Me dejan barra libre cuando llego allí? ¿Tengo al menos un acomodador como en el teatro? Mmmmm, me parece que no. Al menos la última vez que fui no era así.

Por el contrario es muchísimo más deprimente. Las palomitas, los ganchitos y la coca cola me la llevo de mi casa porque un simple menú ya me cuesta alrededor de 8 euros; no tengo acomodador porque eso ya no se estila y así pasa que luego la gente se equivoca de fila o de asiento; pero es que además, mi película se supone que empieza a las 20:30 y me da igual llegar tarde porque a las 20:45 todavía no ha empezado... ¿Y sabéis qué es lo mejor?

Que después de todo el dineral que me he gastado, todos los anuncios que me he tragado (como si no tuviera bastante en la televisión), me sirven de poco porque es posible que hasta falle la pantalla y el cazurro que está trabajando no se da cuenta en ese momento. Como veis, no todo es color de rosa en este mundo y el mundo del cine tampoco lo es.

Y entonces volverán a gritar mis amigos de la Propiedad Intelectual que ellos no tiene la culpa, que quieren cobrar eternamente por lo que han creado y seguir quitándome el dinero que tanto me cuesta ganar. ¿De verdad creéis que quitando las descargas ilegales vais a ganar más? En todo caso, Hollywood se frotará las manos porque seamos sinceros, la mayoría de las personas prefieren ver una película americana antes que una española.

Otro cantar sería que las entradas fueran mucho más baratas, que el cine costara como antes alrededor de 3,50 o 4 euros que eran precios más o menos acordes y entonces sí que podríamos hablar de algo justo para los ciudadanos. Seguro que algún listillo vendrá ahora, diciendo que al cine también se puede ir en el día del espectador y yo le recordaría amablemente que está casi en 6 euros o más durante ese día.

Eso sin contar que la gente trabaja, que no puede ir todo el mundo en un miércoles y que la mayoría aprovecha para ir viernes, sábado y domingo. ¡Casualidades de la vida! Justo cuando la entrada está por las nubes. Ejem, ejem y luego es malísimo descargar contenido. Si tú bajas los precios, yo no tengo necesidad de descargar nada, sencillamente porque prefiero verlo en pantalla grande y además hacer callar al estúpido que está haciendo comentarios a mi lado.

Y para finalizar con esta entrada, voy a comentaros una noticia que seguro que habréis leído por Internet y que a más de uno os habrá indignado. (Aquí seguro que hay opiniones diversas por ser pro o contra). Google News cierra su aplicación en España desde el 16 de diciembre por la entrada en vigor de la Ley Lasalle en enero.

¿Y por qué os preguntaréis? Porque al Gobierno no se le ha ocurrido nada mejor, que cobrar un importe a Google por enlazar el contenido de los periódicos e incluso aunque ellos no quieran cobrarlo se tiene que pagar. Rajoy estás consiguiendo algo que se venía visualizando y que no estaba en tu programa electoral. ¡Conseguir que España deje de parecerse a un país occidental! 

Lo peor de todo esto no es solo que se cierre la aplicación, que utiliza una gran mayoría de personas sino que hay tres precedentes que demuestran que esta medida no ayuda a los diarios y que como siempre nuestros “amigos” del Gobierno no saben ya de dónde sacar dinero. ¡Ah no! Esta vez es todo por cierto “sector” de los medios periodísticos. La medida se implantó en Alemania con un resultado desastroso, en Francia y en Bélgica tuvieron que llegar a un acuerdo...

¿Este Gobierno no hace los deberes? Estoy empezando a pensar que la mitad de ellos no están graduados... Los enlaces que realiza Google aportan tráfico a los medios de comunicación que de otro modo no tendrían y en la mayoría de los casos les aporta también anunciantes que pagan por poner su publicidad. ¡Qué maldad más grande! ¿Y le vas a decir el gigante Google lo que tiene que hacer y pagarte?

Sí, ya sé que Google no es un santito porque como todas las empresas busca pagar menos impuesto y bla, bla, bla... Pero en esta ocasión tiene razón. Y apoyo su decisión de no hacer y no claudicar ante los chupasangres de siempre. Estoy deseando ver cómo vuelven con el rabo entre las piernas cuando se den cuenta del gran error que acaban de cometer y si yo fuera Google les diría después... ¡Pues ahora os jo**is! Que es justo lo que os merecéis. 

6 comentarios :

  1. Hola :) He leído tus tres entradas sobre este tema, aunque me he decidido a comentar ahora. Creo que mucha gente más debería leer estas entradas pues tienes toda la razón y hablar sin pelos en la lengua. Yo creo que se está dedicando mucho tiempo y muchos recursos en estos asuntos, mientras que hay problemas mucho más preocupantes a los que el gobierno no echa cuentas. Con esta nueva ley se está privatizando mucho la libertad, y lo de Google sobraba... como dices, enlaza contenidos de periódicos y les hace publicidad, y ahora encima el gobierno les quiere cobrar... la cosa es meterse en todos lados, en asuntos pequeños para no prestar atención a otros más importantes. Me han gustado mucho tus entradas, además de el resto de contenido que subes al blog. Si quieres puedes pasarte por el nuestro y, si te gusta leer, ahora hemos propuesto una lectura conjunta para Navidad. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea!

      Muchas gracias por leer mis entradas! Aún me queda una para terminar con todo este tema y que quiero que ponga el broche final a todo lo que he dicho. Esta ley va a ser un tremendo fracaso porque está claro que si no se puede hacer desde España, pues se hará desde otros países y ahí sí que no pueden hacer nada.

      Claro que sí! Ahora mismo me paso por el vuestro a ver qué temática tenéis. ¡Muchas gracias por pasarte!

      Besos!

      Eliminar
  2. No voy al cine tanto como me gustaría por el precio de las entradas, si alguien aún no sabe esto es que vive en otro mundo paralelo!
    9€ una entrada es un atraco y así vas y las salas ni están medio llenas, se cierran cines, y algunos hasta parecen escenas de una peli sobre fantasmas por vacías. Cuando ponen precios razonables como 3€ las salas se llenan, y es algo que me choca, pues me hace preguntarme porque no las tienen a ese precio siempre, mas gente iría al cine ( eso seguro) y ellos ganarían más, desconozco que interés oculto tiene esto de poner las entradas desorbitadas, pero algo raro hay en todo esto.
    jajaja, el día del espectador... recuerdo cuando ese día el cine costaba exactamente la mitad, bien la mitad de 9€ es 4'5€ en cambio el día del espectador me cuesta 6'80€... y a ese precio te digo yo quien va a ir un Lunes al cine, yo no, seguro. Las palomitas y bebidas me las llevo de casa y la mayoría de los que asistimos al cine vamos de la misma guisa, por lo que ganas de ir todos tenemos mucha, pero no son millonarios y tenemos sueldos miserables los que tenemos la suerte de tener un sueldo.
    En fin, me repito pero ¿Qué más quieren de nosotros?
    Hacemos un esfuerzo por ver películas en el cine a precios de oro, con exceso de publicidad , peor servicio y aún ¿nos piden más?
    Incomprensible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy de las tuyas Niusa! Me llevo las palomitas y todo de mi casa porque en el cine es muy caro. Y es que los precios del cine son ridículos no... ¡Lo siguiente! Solo buscan sacarnos el dinero una y otra vez...

      Muchas gracias por el comentario

      Besitos!

      Eliminar
  3. ¡De nuevo aplausos! ¡Me lees la mente!
    Aquí el cine cuesta unos 8 euros, caro pero no imposible si vas una vez al mes. El problema es que yo vivo en un pueblo donde los cines están como mínimo a una hora, y como no tengo coche, tengo que hacer uso de autobuses, que me cuestan otros 6 euros como poco, y depender de los horarios que tengan... por eso a mí no me gusta ir al cine, prefiero ver una película en mi casa, donde el niño de detrás no pueda darme patadas al asiento, y donde poder comentar la película si me apetece... por más que me saquen páginas para ver películas y me prohiban lo que quieran, no voy a ir más al cine!
    Y sí, yo también quiero ver como termina lo de Google, ya me imagino a todos con el rabo entre las piernas...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SDR!

      ¡Es que tenemos telepatía! Mira el tema del cine es que es indignante... Pero además todas las compañías son iguales y quizá el problema es justamente ese que es todo Cinesa, Yelmo, etc... Pero entiendo tu posición y estás en tu derecho de ver la película en tu casa y además tú que tienes un trayecto más largo para ir al cine.

      Lo de Google a ver qué tal les sienta cuando las cosas no vayan tan bien como esperan jajajaja.

      Thanks por el comentario!

      Chao!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...