lunes, 26 de enero de 2015

¡Boda de muerte con "Bones"!



¡Sin olvidarnos de las series que tanto nos gustan! Poco a poco estoy poniéndome al día con las que tengo pendientes, que son demasiadas para enumerarlas en este inicio de entrada, pero que poco a poco van cayendo como moscas. Una que se lía con el “flu, flu” y se queda sola. Esta noche le ha llegado el turno al eterno “Bones”.

NO LEER SI NO SE HA VISTO LA TEMPORADA PORQUE CONTIENE SPOLIERS




La novena temporada de “Bones” arrancaba con el villano de Pelant acosando todavía a los protagonistas, sobre todo a la pareja formada por Booth y Brennan, que se las han visto y deseado con ese “psicópata informático”. El equipo estaba en jaque mate después de todas sus tropelías e incluso han llegado al punto de “reconstruir un cadáver” siguiendo el patrón del propio asesino.

¿Y de qué ha servido? Solo para que Pelant acabara matando a Hayes Flynn, compañero de Booth en el FBI y ayudante a la hora de recrear esta escena. Aunque seamos sinceros, aquí nunca faltan los cadáveres y sobran los asesinos. ¿Quién se puede extrañar de ello? Pero al igual que en los cuentos, ya sabemos que los más malvados tienen que caer y eso es justamente lo que ocurre en esta temporada.

Libres de la estrecha vigilancia de Pelant, Booth y Brennan pueden tener la boda que siempre han soñado, y la rutina ha vuelto a establecerse entre ellos. Al menos hasta que la doctora se obsesiona con las últimas palabras de su eterno asesino y casi pierde su perspectiva lógica al intentar descifrar lo que quiso decirle antaño.



La boda de los dos protagonistas ha sido lo que muchos fans llevaban tiempo esperando, al menos aquellos que estaban tan enamorados como ellos y han visto su sueño cumplido al convertir en marido y mujer a estos dos. ¿Y ese amor será para siempre? Después de todo lo que ha pasado entre ellos, pocas cosas podrían significar una separación definitiva y no parecen que esté planteado en un futuro cercano.

Y mientras la temporada avanzaba con un asesinato tras otro, presentando cadáveres cada vez más extraños y asesinos cuanto menos ingeniosos. ¡Qué grandísima imaginación! Y la trama principal siempre daba paso a una historia personal de los personajes, así pudimos ver la enfermedad de Wendell cuando la doctora Brennan la descubrió, pero también las riñas entre Arastoo y sus padres.

“Bones” comenzó siendo una serie basada en asesinatos donde solo interesaba encontrar al asesino, pero durante sus más de 9 temporadas ha evolucionado permitiendo que los personajes secundarios se hicieran un hueco y presentando historias que se entrelazan con la iniciar. Creando una dinámica muy entretenida, que permite al espectador evadirse por unos segundos de lo podrida que está la sociedad y permitirse el regodeo de los sentimientos más banales.

¿Y qué podíamos esperar del final de la serie? Parecía que todo iba viento en popa para todos, Booth posiblemente fuese ascendido, Brennan estaba dispuesta a irse con él y el resto de equipo estaba más que feliz con sus vidas. Y como suele ser habitual, todo tiene que torcerse y esta vez la pajita más pequeña fue para Booth.



El agente del FBI se ha visto envuelto en una trampa que le ha puesto en evidencia, donde ciertos incidentes de su pasado han salido a la luz contra todo pronóstico y parece que ha apretado las teclas de gente con la que no debería haberse metido. Y solo había un final posible o al menos que planearon los guionistas...

¡Destrozar la casa de los protagonistas! Sí, podríamos interpretarlo también como el fin del amor pero no iba por ahí la cosa y es que varios hombres irrumpieron en la vivienda e intentaron quitar de en medio a Booth. Brennan tras encontrar a su marido medio muerto, sufre en la sala de espera hasta que le confirman que está estable, pero muy bien esposado a la cama. ¿Y esto qué significa?

Pues que Booth se ha cargado a quien no debía, que esta situación se vuelve en su contra porque no actuó en defensa propia y que muy posiblemente vaya a la cárcel por sus actos. ¿Justificados o no? Eso les da absolutamente igual. Alguien muy poderoso está detrás de todo esto, alguien que yo intuyo que está más cerca de lo que han pensado y que mueve los hilos del FBI como si fuera una marioneta.

Interesante final de temporada para una serie que se había vuelto en cierto punto predecible. Me gustará saber si Booth finalmente irá a la cárcel, sé con certeza que todo se arreglará porque es lo que siempre pasa y quizá ahí resida mi reticencia a la propia serie. Empezó siendo una de mis preferidas, pero siento que los personajes más que evolucionar se han desdibujado y solo de vez en cuando retoma su anterior forma. ¿Habrá undécima temporada? Todo apunta a que sí aunque yo me reservo la décima que aún está pendiente.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE




Create your free online surveys with SurveyMonkey , the world's leading questionnaire tool.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...