martes, 27 de enero de 2015

¡Descubre la verdad con "La conspiración del silencio"!



¡Vamos con otra de cine! A pesar del precio prohibitivo que tiene ir a ver una película, una no puede resistirse a cierto género que parece llamarla como si fuera un canto de sirena y me gustaría ver a aquellos que dicen que los españoles no vamos al cine. ¡Es que vamos a lo bueno y no simplemente a lo sencillo!

“La conspiración del silencio” está dirigida por Giulio Ricciarelli, pero protagonizada por Alexander Fehling, Driederike Becht, Andre Szymanski, Hansi Jochmann y Lukas Miko entre muchos otros actores. Narra la historia de dos jóvenes abogados que investigan los crímenes cometidos por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, pero se encontrarán con que muchos miembros e instituciones buscan encubrir todo lo que ocurrió en los campos de concentración y creando un verdadero laberinto de secretos.




¡Fantástica película! “La conspiración del silencio” es una de esas cintas que puede pasar desapercibida, que a muchos no les llamará la atención porque están saturados de las mismas tramas y que todas giren en torno a lo ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Y en qué radica la diferencia?

Como primer punto positivo de la película es que es de origen alemán, algo que ya hace presagiar algo bueno porque sus producciones son muy cuidadas, pero también porque creo que es una forma de enfrentarse al gran lastre que soportan todos los alemanes. Casi setenta años después de la guerra, todos seguimos mirando atrás para recordar el horror y eso pesa en la mentalidad de todos.

El guión de esta cinta es brillante al igual que inteligente, desde la manera que tiene de iniciar la historia y cómo sitúa poco a poco al espectador en la misma. Un relato de unos hechos verídicos, que por desgracia aterrorizarían a más de uno, sobre todo porque tras todo lo vivido se espera un cambio que no ha surtido efecto.



El director al igual que el guionista consiguen guiar a la audiencia, siguiendo los pasos de un joven abogado que solo era un crío cuando la guerra estalló en toda Europa y que por desgracia sabe muy poco del papel que realmente desempeñó la población alemana en el asesinato de miles de personas. ¡Y ahí es donde radica el grupo de toda esta historia!

Es digno de ver cómo el protagonista comienza a descubrir la verdad, conoce el significado real de la palabra “Auswitch” que aún resuena con terror y causas horror a partes iguales por todas las imágenes que evoca. Sí, poco a poco ese joven alemán que poco sabía de la historia de su país comienza a comprender e iniciar una persecución contra todos aquellos “asesinos” que por desgracia están integrados en la sociedad.

Y es muy duro descubrir que no todo queda en un puñado de personas porque las instituciones, esas que debían de haberse limpiado del lastre del nazismo aún continúan impregnadas de ellas y no están dispuestas a acabar con todos aquellos que masacraron a millones de personas sin ningún tipo de pudor. ¿Quién no se refugiaría al conocer semejante horror?



Quizá el detonante más importante de la misma es la terrible verdad que pesa sobre el protagonista, una confirmación que le lleva al límite del dolor por la terrible pregunta, que no solo formula en su cabeza sino también a todo aquel que se encuentre con él. ¿Quién no? ¿Quién no estuvo involucrado en ello?

Considero que es la parte más dura de la película, pero tremendamente necesaria no solo para la trama sino también para el propio final de la misma y para que el espectador se dé cuenta de la sensación de engaño que uno puede experimentar. Porque estamos de acuerdo, no todo el mundo veía el mundo como aquel dictador llamado Hitler, pero una gran mayoría sí lo hizo y se dejó llevar por aquel odio que había germinado en su corazón. Bien fuese por actos propios, por sumisión o por mirar a otro lado... ¡Todos tuvieron su parte de culpa!

Mi más sincera enhorabuena a Alexander Fehling, un actor al que no conocía hasta esta película y que se ha ganado mi sobresaliente por esta interpretación. ¡Excelente su forma de transmitir todas las emociones del personaje! Eso es justo lo que un actor tiene que hacer, pero no podría haberlo conseguido solo y a él se unen otros como Andre Szymanski o Driederike Becht que también consiguen una interpretación brillante.

“La conspiración del silencio” es una película inteligente, ejecutada a la perfección y que consigue narrar unos hechos verídicos. Como me pasó con “Corazones de Acero”, es otra vuelta de tuerca sobre un tema que está muy explotado como es la Segunda Guerra Mundial y los campos de concentración, pero que consigue incorporar un camino nuevo años después de esos acontecimientos.

La película no se sostiene en el lamento sensiblero que muchos podéis imaginar. Juzgar los crímenes de Auswitch no implica una letanía de historias, ni tampoco una visión de los horrores vividos, pero sí queda ese sensación de saber lo que ocurrió y lo que realmente se quiere sacar a la luz. ¡Perfecta película para una tarde de cine!

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE




{{0}} {{1}} {{2}}

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...