martes, 30 de junio de 2015

Una pizca de aquí, una de allá y disfruta de "Ratatouille"



¡Vuelta a la infancia! Sí, soy de esas personas que irá a ver los "Minions" al cine cuando se estrenen, así que no debe extrañaros demasiado que esté escribiendo este tipo de crítica. Esta vez le ha tocado a una película que llevaba muchísimo tiempo queriendo ver y que jamás me había decidido a poner en mi televisión.




"Ratatouille" está dirigida por Brad Bird y vuelve a ser una de las mejores apuestas de Pixar. Cuenta la historia de Remy, una rata que quiere convertirse en un chef dentro de la gran ciudad que es París, pero tiene un problema que es cuanto menos evidente. Su destino le guiará hasta un chico que trabaja en el restaurante de su ídolo, Auguste Gusteau, y a partir de ahí su magia empezará a tomar forma.

¡Perfectamente conmovedora! "Ratatouille" es una de esas películas que hablan por sí mismas, donde no necesitas los hechos demuestran que es una apuesta acertada, y que crean simpatía en los espectadores. Las cintas de dibujos animados siempre serán mi debilidad, siempre que estén bien creadas, y que cuenten historias como la que he visto esta vez.



Me gusta que Pixar haya apostado por este tipo de protagonista porque creo que pocos podríamos imaginar algo así. ¿Una rata queriendo ser chef? Es como juntar dos polos opuestos. Si cerramos los ojos, a nuestra mente viene la idea de una rata sucia que jamás dejaríamos entrar en nuestra cocina, y esta película intenta crear una historia diferente.

De hecho, la fisionomía de Remy invita al espectador a solidarizarse con él porque no es una rata "fea" sino más bien agradable, y los gestos que le han incluido son los que terminan de rematar la historia. Un guión muy bien pensado, que nos muestra drama, sensibilidad y risas desde el minuto uno.

A medida que la película va avanzando, podemos ir viendo la relación que Remy tiene con su familia, pero también con su compañero de fatigas. Nos muestra la dificultad de encontrarnos a nosotros mismos y lo mucho que tenemos que trabajar para intentar conseguir todo aquello que nos proponemos.



Pixar como siempre ha sido un hacha con su animación, reflejando un París maravilloso a través de sus escenas y una movilidad de personajes que cada vez se hace más real. Ver una película de dibujos es una delicia que pueden compartir tanto pequeños como grandes y que se disfruta por igual.

Sí, "Ratatouille" es una apuesta segura que gustará a todos los públicos. Aunque te recomiendo que la veas después de comer o cuando estés probando bocado porque de otro modo te entrará hambre. Parece una tontería pero solo pensar en las delicias que se crean y estoy escuchando a mi estómago por someterle a semejante tortura.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE



Cree su propia encuesta de comentarios de usuarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...