lunes, 9 de noviembre de 2015

Publicítate con "Mad Men"



"Nunca tengo tiempo para nada". Es una frase muy repetida por la gente y yo les digo que no se apañarán tan bien como deberían. Una servidora ha empezado una serie nueva. Sí, nueva  para mí aunque no para el resto porque más de uno ya la habrá visto. ¿Cuál es? Pues "Mad Men" que llega a mi casa con algo de retraso.

Glamurosos años cincuenta. Época dorada después de una terrible II Guerra Mundial, mundo de oportunidades, de sueños y publicidad. La verdad es que tenía miedo de ver esta serie, no porque creyera que no me iba a gustar, sino porque estaba convencida de que me gustaría bastante. ¿Raro? De eso nada.

¡CUIDADO, CONTIENE SPOLIERS DE LA 1ª TEMPORADA!




Donald Draper es un publicista incansable, padre de familia y con una o dos amantes. Hombre brillante que esconde un pasado que le atormenta. Así es como se nos presenta al protagonista nada más empezar la serie. Y aunque puede parecer que todo gira a su alrededor, poco a poco vamos viendo, que también el resto de personajes cobran un cariz importante.

Lo que realmente llama la atención desde el principio es cómo se desarrolla todo, las relaciones personales entre los distintos sectores de la agencia de publicidad y te vas fijando poco a poco en algunos personajes claves. El mundo de la publicidad es como un gran tiburón y si no te lo comes tú... Entonces te comerá él a ti.



Aviso para navegantes que es una serie cuanto menos machista. Utiliza un lenguaje muy despectivo hacia las mujeres, típico de la época porque en ese tiempo se las consideraba floreros, a pesar de que se habían ganado el derecho a trabajar. Y también vemos la conciliación entre la vida laboral y la matrimonial.

Comprendemos que los hombres viven por y para tener aventuras a espaldas de sus mujeres. Pocas veces ves a una que no tenga una cornamenta, pero tampoco penséis que ellas son unas santas porque si bien parecen dóciles, algunas muerden más de lo que se espera de ellas y sino que se lo digan a Peggy.

Uno de los puntos que más llama la atención es la rivalidad entre Don y Peter que es palpable desde el primer capítulo. ¡Quién quiere meterse en un campo de balas con ellos dos! Posiblemente ninguno sobreviviría. Y después vemos el lado más práctico y sensato de Don. Dándole a Peggy la oportunidad de su vida después de un par de ideas brillantes.



Una mujer en una sala llena de lobos. Pero se nota que es una chica inteligente, o al menos eso creía hasta que en el último capítulo, me demostró que más tonta no podía ser. He visto muchas caras conocidas que me han gustado en sus papeles y tengo ganas de saber cómo seguirán con sus líos tanto profesionales como amorosos.

Hay más de un personaje que quiero que muera y desaparezca de escena aunque me tendré que contener. Nunca había visto una serie de publicidad y debo decir que lo que llevo hasta ahora me está gustando. Ya he empezado la segunda temporada y podría decirse que empieza muy fuerte.

Se trata de una serie bastante corta teniendo en cuenta que tiene menos de 100 capítulos en su totalidad y los episodios no son para nada largos. Así os dejo la crítica de la primera temporada y os aseguro que os llegarán del resto de temporadas. Quizá con intervalos de tiempo porque tengo muchas y justo empiezan ahora todas.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


Cree su propia encuesta de comentarios de usuarios

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...