miércoles, 27 de enero de 2016

Más recuerdos del viaje a Nueva York



¡Seguimos adelante con las entradas de Nueva York! Reconozco que ya me van quedando menos cosas que contaros y hoy quiero centrarme en dos lugares que me dejaron completamente impresionada. Te invito a que te sientes tranquilamente en tu sofá, que cojas un bote de palomitas, un refresco y que leas esta entrada.




La Isla de la Libertad


Para poder ir a la estatua de la libertad tuvimos que coger un metro, no estaba tan cerca de nuestro hotel como Times Square, así que quisimos probar el metro neoyorkino. Debo reconocer que todo lo limpio que está arriba... ¡Está sucio abajo! Un poquito de limpieza no les vendría nada mal. Me sorprendió ver que hay metros que no paran y pasan volando por la estación  y a qué velocidad.

Cuando nos estábamos acercando a la zona donde se coge el ferry, no parábamos de encontrarnos a gente que intentaba vendernos tickets, pero nosotros ya teníamos los nuestros. Os podéis imaginar que había una grandísima cola y eso que fuimos a primera hora de la mañana (madrugamos mucho solo para eso). Pero es algo comprensible porque con los controles de seguridad que tienes que pasar... ¡Mamma mía! 

Nunca me ha gustado demasiado montar en ferry porque suelo marearme, pero reconozco que el viaje fue muy tranquilo y os recomiendo ir de pie más que sentados. Las vistas si consigues agarrarte a la barandilla son espectaculares. Puedes ir viendo la Estatua de la Libertad en pequeño y cómo progresivamente se va haciendo cada vez más y más grande. Eso no se puede ver tan bien si estás sentado porque tienes un montón de cuerpos delante.

Después de hacerle y hacernos muchas fotos desde el ferry... Por fin llegamos a la Isla de la Libertad. A partir de ahí, teníamos todo el día por delante y podíamos quedarnos tanto tiempo como quisiéramos. El recorrido se me hizo demasiado corto, pero porque desde casi cualquier punto puedes lanzar una foto, ver una vista o sino siempre puedes alzar el rostro y contemplar la estatua.

Nuestra entrada solo admitía pasear por la Liberty Island y no subir por dentro de la estatua. De hecho, según leí tienes que comprar los tickets con dos días de antelación como mínimo. Así que nos quedamos con las ganas de subir arriba y poder ver las vistas. Pero así tengo una razón para volver, que no la necesito porque lo haré igualmente, pero así me queda algo por ver y eso siempre da ilusión.

Cuando por fin nos hicimos todas las fotos y recorrimos toda la isla aprovechamos para ir a comer. ¡Eso estaba llenísimo! Con deciros que comimos sentados en un banco con nuestras bandejas sobre las piernas. Pero disfrutamos de la comida como si fuéramos niños y más teniendo en cuenta que no habíamos desayunado nada.

El ferry de vuelta no fue tan espectacular, sí que aprovechamos para sentarnos porque los pies ya reclamaban un descanso y no había grandes vistas a las que tomar fotos. Fue una mañana impresionante, donde nos hizo un día nublado de estos que es perfecto para las fotos y donde no ves peligrar tu excursión por la lluvia.

Times Square


Nueva York tiene su propio foco de luz como en los cómics de Batman, un lugar donde la oscuridad nunca se cierne o al menos esa es la sensación que experimentamos todos los que fuimos en el viaje. Entrar en "Times Square" es como introducirse en un mundo nuevo lleno de color y luces de neón.

Es un lugar que jamás he visto vacío, siempre está lleno de gente vayas a la hora que vayas y los carteles iluminan las calles haciendo que parezca de día. Puedes encontrar publicidad de todo tipo. Desde espectáculos hasta anuncios con una cámara que graba a todos los transeúntes que están pasando por allí.

No es solamente la cantidad de iluminación que tiene sino también el calor que puedes sentir allí. Además, se encuentra rodeado de importantes tiendas y también cuenta con muchos restaurantes donde encuentras establecimientos tan conocidos como el Hard Rock Cafe o el Mc Donald's.

Me hizo mucha gracia que en medio de la gran plaza hay una gran cantidad de escaleras rojas, donde por cierto todo el mundo se sienta sin excepción, y donde el primer día nos metieron una grandísima charla sobre "lo bueno que es Dios". No sé si os he hablado de él en anteriores entradas, seguro que sí, pero es el tío de la pancarta "Save Jesus".

Algo que me ha llamado poderosamente la atención ha sido la cantidad de fotos, no os imagináis cuántas realmente, se han hecho para retratar una boda. ¿En serio? ¿No hay ningún otro sitio más bonito en Nueva York? Para mí es un sacrilegio pero quizá para ellos es su sueño hecho realidad.

Recuerdo quedarme mirando una pantalla gigante, no recuerdo de qué anunciante pero creo que era de cremas, donde nos enfocaban a todos y nos iban acercando poco a poco hasta que nos inmortalizaban en una foto. ¡Y la estación de policía! En pleno centro de la plaza (que por cierto estaba en obras) y los policías paseando por la calle.

De hecho, ahí fue donde me hice las dos fotos con los policías. Estoy segura de que os puede parecer tonto, pero me hacía ilusión tener una foto con ellos y al final me acabé llevando dos. El agente del perro posaba con todos, preguntaba la nacionalidad y le he visto retratado más de una vez en Instagram. 


Verlo de día no impresiona tanto pero cuando cae la noche es el rey de la fiesta. Igual que la tienda de "M&M'S" que hay justamente allí. Jamás olvidaré el momento de entrar, tampoco cuando lo hice en el Hard Rock Cafe, ni tampoco ningún otro momento de esa experiencia que fue alucinante. Volví más de una vez a Times Square, me hice fotos para el recuerdo y agradecí que estuviera cerca del hotel.

Otros dos lugares emblemáticos de Nueva York que os he retratado y que espero os hagan querer visitar esa ciudad. No exagero cuando os digo que tiene todo lo que puedes imaginar y que una servidora estaría encantada de poder vivir allí. ¿Y quién no?

2 comentarios :

  1. Esto es mejor que cualquier guía de viajes, porque tal y como lo cuentas te hace adentrarte en cada rincón de esta impresionante cuidad. Si ya una tiene ganas de ir, leyendo estas cosas más aun! Una pena que no pudierais subir a la Estatua de la Libertad, pero seguro que algún día podréis. Y os he imaginado comiendo a lo Big Bang Theory jajajaja
    Que envidia también lo del Hard Rock, espero que una de tus próximas fotos sea de allí!
    Genial entrada como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sidney!!!

      Muchísimas gracias!!! Me alegro mucho que te haya gustado y sí puedes imaginarte que estábamos como en Big Bang Theory!! Prometo que pondré alguna de esas fotos (aunque no aparezca yo) y también la fotillo del M&M'S vestido a lo Elvis jajajaja

      Chao!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...