jueves, 23 de junio de 2016

Destructivo "Monster Jam"



Hacía muchísimo tiempo que quería asistir a un espectáculo como éste y por fin se ha hecho realidad.  Recordaré el 11 de junio como uno de los días más impresionantes de 2016 aunque seguro que no será el único.

Llegar al Vicente Calderón y aparcar nunca había sido tan difícil. Las calles estaban llenas de gente, la policía controlaba todos los accesos y los puestos de "chuches" ya se habían empezado a abrir. Poco a poco, todos acabamos entrando para presenciar un espectáculo impresionante.




El sol pegaba con fuerza en la mayoría de las gradas y dificultaba un poquito la visión del terreno. Pero poco a poco fue ocultándose y desapareció para la mejor parte. Hacía muchísimo calor, las gafas de sol eran obligatorias para este evento y también una buena bebida. Un refresco, una cerveza y todo acompañado con un cubo de palomitas.

Casi parecía que habíamos ido al cine y no a un espectáculo de Monster Jam. Sí, sí... Camiones gigantes con tracción a las cuatro ruedas y diseños aún más increíbles. Abajo solo había arena, coches que parecían diminutos pintados de verde y naranja, y junto a ellos los titanes que los destrozarían.

Una lástima que la acústica del estadio no fuera la mejor de todas porque nos perdimos grandes cosas. No hablamos de música sino de entrevistas a los protagonistas y de muchos otros datos que serían interesantes. Una lástima que no pudiéramos enterarnos de todo ello pero poco a poco nos acercamos al principio del espectáculo.



La mejor manera de empezar es con un campeonato de carrera, donde cada uno de ellos dará todo lo que tiene e intentará ganar el trofeo de esa noche. ¿Quiénes son los competidores? Ni más ni menos que Max D, Son Uva Digger, El Toro Loco, Monster Mutt Dalmatian, Monster Energy, Scooby Doo, El Diablo, Blue Thunder y Captain's Curse.

La velocidad estaba asegurada pero también el destrozo del "decorado" y al final Blue Thunder se proclamó ganador de la carrera. Se enfrentó y venció. Lejos de terminar ahí, tuvimos un espectáculo de motos que también fue una delicia para nosotros y que yo no me esperaba. Las piruetas que hacen esos hombres me impresiona y la verdad es que me encantaría ver un espectáculo solo de eso.

Un último retoque al escenario y entonces empezó la siguiente fase. Hagamos estilo libre para ver qué sabemos hacer. Saltos, giros, destrozos, vuelcos y muchísima emoción. Vimos cómo iban sumando puntos, unos arriesgan más y otros menos, pero dejándonos impresionados aún así.



Dos de ellos intentaron hacer una voltereta lateral con el coche pero no fue suficiente y acabaron estampándose contra el suelo; otros tuvieron varios problemas con los coches y dejaron de funcionar; y otros simplemente perdieron una rueda por el camino. Sin duda, la mejor parte y la que hizo aplaudir al público e incluso ponerlo de pie.

Tras esta exhibición de maestría (por parte de unos y no de otros) se daba por finalizado el espectáculo. Sí, con un claro ganador todo quedaba cerrado y los asistentes empezaron a levantarse. La noche ya había caído. Dos horas y cuarto de espectáculo y vuelta a la vida real. Esa que te espera todos los días.

Sin duda, fue un acontecimiento increíble e impresionante. Que volvería a repetir y que me hace preguntarme cómo será en su país de origen. Me imagino que más bestia, más impresionante y más increíble. Solo puedo decir que tenéis que verlo y sentirlo por vosotros mismos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...