martes, 27 de septiembre de 2016

Cerramos nuestros ojos y decimos adiós a "Perdidos"



¡Ha llegado el día! No he tardado tanto como yo esperaba y me ha hecho recordar cosas que había olvidado. Me despido de las temporadas de "Perdidos", al menos hasta que vuelva a verla o quizá esta vez sería mejor sus extra. Así que aquí tenéis el final de una serie que marcó a muchos.

Parece que fue ayer cuando vimos estrellarse el avión de Oceanic 815 y descubrimos a personajes tan carismáticos como Jack, Sawyer, Kate, Locke, Sayid, Sun, Jin, Hurley y muchísimos más. El inicio de la temporada nos volvía a situar en la isla con nuestros amigos enfrentándose a lo que todos supimos que era "El Humo Negro".




Esta temporada buscaba resolver todas nuestras dudas pero no lo consiguió del todo. Al menos intentó hacerlo. La muerte de Juliet nos marcó a todos y poco a poco vimos a muchos otros caer por el camino. Como Jacob que murió a manos de Ben y a partir de ahí se desató el infierno para todos.

Solo seis personas podían reemplazarle para que protegiera la isla. Descubrimos que Jacob siempre había estado vigilante, que el Humo Negro quiere acabar con todos ellos y que uno tendría que dar un paso adelante para hacerse cargo de la situación. Pero también nos quedaba reencontrarnos con otros personajes.



Charles Widmore hizo su aparición en la isla pero no vino solo. Desmond le acompañaba en contra de su voluntad y así volvíamos a tener al equipo al completo. ¿Quién no ficharía por verlo? La Humo Negro engaña a todos diciendo una cosa y después haciendo justo la contraria. Y así, todos menos Claire acaban en un submarino.

Sí, uno que se acabaría hundiendo. El miedo de Sawyer pudo con la lógica de Jack y cortó los cables haciendo que todo se acelerara. A partir de ahí, Sayid tomó el mando y se inmoló para "intentar salvarles". Pero Jin y Sun no pudieron huir y ahora yacen en el fondo del mar. Jamás sabremos qué habría ocurrido si Sawyer no hubiera cortado esos cables.

Las horas están contadas y el final se acerca. Jack decide convertirse en el protector de la isla y así acabar con el Humo Negro. El fantasma de Jacob se desvanece y solo queda un único enfrentamiento. El de Locke, consumido por el Humo Negro, contra Jack. Claro vencedor el médico que acaba muy malherido.



Y tras volver a poner todo en su sitio, Jack sabe que morirá y le pasa el testigo a Hugo para que se haga cargo de todo. Mientras tanto, a lo largo de la temporada hemos ido viendo la vida "alternativa" de cada uno de ellos y cómo poco a poco han ido recordando quiénes fueron y porqué están ahí.

Cada uno vive su vida ajenos a que compartieron experiencias con otros y Desmond es el único punto de unión. Justo él se encarga de unirles a todos en una noche que jamás olvidarán y que nosotros tampoco lo haremos. Y así, todos comienzan a reunirse alrededor de esa iglesia mientras Jack camina por la isla medio moribundo.

El reencuentro de Juliet con Sawyer es perfecto; Jack fue el más escéptico de todos y por fin pudo hablar con su padre. En su día, no comprendí demasiado bien la explicación que dieron, pero tras verlo otra vez... ¡Creo que fue la más acertada! Porque esta serie siempre trató de personajes más allá de misterios.



Y mientras todos están reunidos en la iglesia, dándose abrazos por doquier después de reencontrarse y listos para partir hacia un nuevo comienzo. Pero jamás olvidaré el final con Jack caminando por la selva, dejándose caer en el frío suelo y con Vincent corriendo hacia él y tumbándose a su lado.

En una escena, Jack ve pasar el avión que salvará a Kate, Sawyer, Claire, Lapidus, Richard y Miles. Sabemos que Hurley dejará ir a Desmond para que vuelva con su familia y que Ben se quedará como su mano derecha. Y terminamos justo como empezamos con el ojo de Jack pero en vez de abriéndose... Cerrándose. Se acabó. Final para una serie que nos marcó a todos.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...