lunes, 12 de diciembre de 2016

Cuidadín con "The Americans"



Hoy dejo atrás series como "Poldark", "Jessica Jones" o "American Horror Story" para centrarme en una de espías. Me voy a la Guerra Fría, donde EE.UU y la URSS se encontraban en pleno enfrentamiento. ¿Queréis ver cómo siguen los espías?

La tercera temporada de "The Americans" nos dejó con Paige contándole al Pastor Tim sobre sus padres y lo rusos que eran. Una situación que se ha prolongado a lo largo de esta temporada y donde hemos visto a Paige intentando enmendar su error. O al menos intentarlo aunque con muchas reticencias.

¡ESTA ENTRADA CONTIENE SPOLIERS!



Elizabeth y Phillip han tenido que tirar de paciencia con su hija. La situación en casa se vuelve tensa por momentos, Henry sigue ajeno a todo lo que pasa a su alrededor y Stan es un agente del FBI pésimo. Todavía no se huele nada de nada después de todo lo que pasa a su alrededor y que no ve.

Pero esta temporada podría considerarse la de las despedidas porque hemos tenido muchas y muy variadas. Nina seguía en la cárcel intentando sobrevivir pero todo se ha ido al garete para ella. Harta de la situación, decide ayudar a un científico y eso le cuesta la vida. Un solo disparo en un frío pasillo. Nada más queda de ella.

Por suerte o por desgracia, Marta encuentra un final muy diferente al de Nina. El cerco se va estrechando a su alrededor, primero sabiendo quién es Phillip realmente, después siendo perseguida en su propio trabajo y finalmente teniendo que abandonar el país y a sus padres. Vuela a Rusia donde suponemos que la tratan de maravilla mientras que en su país es una traidora.



Digamos que la salida de Marta crea una pequeña enemistad entre Phillip y Elizabeth que acaban superando también. Ambos están cansados, han vivido con la presión durante demasiado tiempo y ahora todo se les viene encima. Tomarse un descanso siempre viene bien pero no es para siempre.

Y poco a poco nos vamos abocando al final de la temporada. Oleg decide volver a Rusia para cuidar de su madre, pero no sin antes ofrecer cierta información jugosa a Stan y que pone a su país (Rusia) en una situación muy comprometida. Tanto que supone la muerte de un agente y la posible salida de Elizabeth y Phillip del país.

Con la posibilidad de que sean descubiertos, Phillip y Elizabeth tienen que tomar la decisión de quedarse o irse. Algo muy difícil porque Paige tiene su vida aquí, Henry ni siquiera saben quiénes son y los dos dudan que puedan ser felices en Rusia. Sin duda, Elizabeth está deseando volver pero Phillip no está tan contento.



Y ahora se une el aliciente de que el hijo de Phillip con otra mujer está en busca de su padre. Suponemos que irá a buscarle a América y no sabemos cómo afectará esto a los planes de la pareja. Lo que está claro es que todo está fuera de control. Paige está con las hormonas revolucionadas y sus padres en el punto de mira.

De momento, el FBI no parece tener nada pero ambos han sufrido y perdido mucho. Los dos se encuentran perdidos, Phillip refugiándose en EST y Elizabeth en una relación de amistad que acaba rota por su misión. De vez en cuando se encuentran entre sí, vuelven a ser amantes y se nota que ambos se aman, pero la situación se vuelve cada vez más insostenible.

Y ahora solo nos queda esperar a la siguiente temporada, donde seguro que veremos a un agente Beeman mucho más atento y dónde veremos si la pareja de espías decide irse o no. Me inclino a pensar que se mantendrán aquí, lo darán todo hasta el final y quizá eso sea su perdición.

Esta temporada me ha parecido más interesante que la anterior pero está lejos de ser mi favorita. Las dos primeras fueron mucho mejores y echo de menos esa tensión que me hacían sentir. Veremos qué tal se presenta esa nueva entrega.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...