miércoles, 27 de diciembre de 2017

Los piratas llegan con "Black Sails"



Me he animado con una serie nueva de piratas, algo a lo que no estoy acostumbrada pero que me sacará de lo típico. Adiós a los vikingos, las coronas o las cosas sobrenaturales. ¡Allá vamos con la nueva serie! 


“Black Sails” cierra su primera temporada con varias pérdidas y un hundimiento muy significativo. Está claro que las aguas están muy revueltas y más si eres el capitán Flint. La obsesión de Flint por el “Urca”, un barco español que transporta una fortuna, va más allá de lo imaginable. Ya le ha costado la vida a más de media tripulación y lo que aún estará por llegar.


Lástima que el señor Smith no vaya a ver tal desenlace. En un ataque de nervios, Flint le parte el cuello y ahí se acabó todo. Al menos para él... Mientras tanto Eleanor lucha contra la traición de su padre y ansía un futuro mejor para el lugar donde vive. Pero nada parece fácil para esta joven que lucha contracorriente.




Quizá se ha ganado más de un enemigo con su arrogancia. Algo que la hace apta para manejar los negocios, pero que la expone a muchas otras amenazas. Y ella parece que es la única que no se da cuenta. Vane es la tercera parte en discordia de la serie. Capitán de un barco, pierde los diamantes que tiene gracias a Jack y mucho más.


Eleanor castiga a Vane y le destierra sin miramientos. No volverá a comerciar con su producto y así le sentencia a estar en tierra. Al menos, hasta que él se cansa. Vane recupera parte de lo que es suyo volviendo a los inicios y haciéndose con una parte vital de Nassau. Ningún barco dejará la orilla y se adentrará en el mar sin su consentimiento. Y tampoco a la inversa. 




“Black Sails” nos deja un escenario abiero, donde cada capitán sostiene su propia vela. Lo que nos queda por saber es quiénes se mantendrán a flote y quiénes se hundirán en el fondo del mar. Aunque una servidora no lo verá porque no ha terminado de engancharme.


VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


No hay comentarios :

Publicar un comentario