martes, 19 de diciembre de 2017

Hora de construir "Sand Castle"



El otro día puse Netflix en mi televisión para ver qué podía ofrecerme de entretenimiento y acabé viendo una de sus películas. Me llamó la atención porque ya había visto el tráiler y la verdad es que tengo sentimientos encontrados como se suele decir. ¿Quieres saber más?

"Sand Castle" está dirigida por Fernando Coimbra e interpretada por Nicholas Hoult, Tommy Flanagan, Logan Marshall-Green, Glen Powell y Henry Cavill, entre muchos otros. Nos cuenta la experiencia de un destacamento de soldados, que durante la invasión de Irak, tienen que intentar reparar el sistema de agua para abastecer a las aldeas cercanas.


¿Qué sensación me ha dejado esta película? Por una parte, he disfrutado de ella porque tiene una fotografía magnífica y unos actores aún mejores; por otro, tengo la sensación de que es una forma de decir "hey, no lo hicimos tan mal". Está bien para verla en casa pero no llega a nada más.

"Sand Castle" es otra de las películas de Netflix. No me quejaré del guión porque está bien estructurado, pero no creo que los americanos fueran tan buenos y que el resto pudieran ser tan malos. La invasión de Irak jamás debió suceder y eso lo sabemos todos. Pero está fundamentada en algo que puede conmover al espectador y eso hace mucho.

El final no es el que me imaginaba, por una vez no ha terminado como yo pensaba. No ha sido algo convencional y eso ya le da un punto porque tal cuál como empezaba... Pensé que terminaba. Pero ha sido una grata sorpresa ver que no siempre tienen que tirar del dolor y la pérdida para todo. 



Los efectos están perfectos al igual que los paisajes. También es un aliciente la leve música que se escucha y que te sitúa en una tierra extraña, con una personas y costumbres que no conoces. Ni los protagonistas ni tampoco nosotros. Quizá, por eso, muchas veces nos cuesta entender un poco a toda esa gente.

Sé que la película parece de Henry Cavill pero nada más lejos de la verdad. Si vas a verla por el chico que hace de "Superman", te puedo decir que evites verla, básicamente porque tiene cuatro escenas contadas. Me imagino que su agenda es demasiado apretada pero Netflix no debería tirar de su imagen para vender la cinta.

El que sí que hace un gran trabajo es Nicholas Hoult, que se mete en la piel de un soldado joven, que solo se alistó para pagarse la universidad y que ahora se ve inmerso en un conflicto muy peligroso. Espectacular interpretación porque nos sentimos parte del grupo y sentimos su miedo, su histeria e incluso su odio. 



El resto de actores también lo hacen muy bien, llegan a ser creíbles y consiguen que sea una experiencia única. Durante la película sientes pena, alegría, tristeza y muchas más emociones. Pero no puedes evitar pensar que no todo es tan bonito, que ellos no son tan buenos y que los otros, aunque son malos... Porque lo son. También se han radicalizado justamente por invasiones como la de Irak.

"Sand Castle" nos muestra otra visión de la guerra. Una que puedes creer a pies juntillas o de la que puedes se escéptica. ¿Te gusta el cine bélico? Puedes verla pero no es lo mejor de Netflix y sigue sin superar a "Beast Of No Nation" de Idris Elba.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...