lunes, 12 de febrero de 2018

"Peaky Blinders" con sabor italiano



Pensar que no tendremos más "Peaky Blinders" hasta 2019 me hace sentir triste y desesperada porque... ¡Qué va a ser de nosotros! Sin "Game Of Thrones", "Stranger Things" y un largo etcétera. Al menos "Westworld" vuelve para no dejarnos vacíos de series y mientras ranto yo os dejo mi impresión de esta cuarta temporada.

La familia Shelby siempre ha sido muy peculiar, rarita y poderosa. Sobre todo lo último y todos lo sabéis si habéis visto la serie. El final de la tercera temporada nos dejaba con mitad de la familia en prisión por culpa de Thomas Shelby, el mandamás del grupo.

¡CUIDADO! CONTIENE SPOLIERS DE LA CUARTA TEMPORADA


Traicionados por su propio hermano, primo o sobrino estaba claro que no iba a ser tan fácil perdonar todo lo que había hecho. Y eso es justo lo que ocurre al inicio, al menos hasta que la cosa comienza a ponerse fea. Nunca debieron meterse con la mafia italiana, jamás debieron asesinar a un miembro de esa familia.

Y no tardan en descubrir que fue un grave error y un cálculo no demasiado acertado. Todos reciben el aviso de su próxima muerte y una no tarda en hacerse realidad. John Shelby cae dejando a su familia sin padre y a sus hermanos cojos.

Lejos de amedentrarse Thomas utiliza el funeral de su propio hermano para conseguir parar a los italianos aunque no lo consigue del todo. ¡Lástima! Todos pensamos que sería mucho más sencillo y n es así. La temporada avanza rápidamente viendo cómo Thomas y su familia se enfrentan a los italianos y luchan entre la traición y la muerte. 



Pero Thomas Shelby tiene otro frente abierto dentro de sus negocios legales y no es otro que el movimiento comunista. Lejos de parecer inofensivos pueden ser incluso más peligrosos que los mafiosos a los que se enfrentan. Y Tommy tendrá que luchar en ambos frentes mientras su propia vida personal se vuelve patas arriba.

El final de temporada nos deja un sabor de boca agridulce por todo lo que ocurre. Primero vemos cómo Arthur casi es asesinado, cómo los Shelby engañan a los italianos y acaban con el gran problema. Muerto el perro se acabó la rabia. Parece que todo vuelve a la normalidad, pero Thomas tiene otras ideas. 



Ya no le sirve con ser agente del Gobierno ahora también quiere entrar como parlamentario y es justo lo que va a hacer. Entregar a la célula comunista para ganarse el favor de los políticos y entrar en sus filas. Este chico no tiene remedio ni tampoco salvación. Pero está claro que quiere alejarse de esa vida delictiva que lleva.

"Peaky Blinders" cierra la temporada con Thomas Shelby como miembro del Parlamento y con toda la familia unida. A excepción de John que ya no volverá a estar con el resto de sus familiaries. ¿Qué os ha parecido a vosotros la temporada?

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


No hay comentarios :

Publicar un comentario